Mi mentira personal, Rebirthing

Mentira PersonalLa mentira personal es aquel pensamiento o creencia más negativo o limitante que tenemos sobre nosotros mismos y el universo, que está condicionando nuestra vida ya que funcionamos y vivimos en base a él. Suele ser un pensamiento tan doloroso y cuesta tanto aceptarlo que lo reprimimos en nuestro subconsciente y el dolor se almacena a nivel de nuestras memorias celulares, lo que hace que creemos patrones de conducta determinados en nuestra vida. Estos pensamientos suelen ser sencillos, tipo: soy malo, soy una decepción, soy feo, no valgo… y  son la base sobre las que descansan todo nuestro sistema de creencias, y aunque suelen ser pensamientos  sencillos y  cortos, tienen una fuerza impresionante.

La manera de funcionar de nuestra mentira personal en nosotros es inconsciente en la mayoría de los casos, por ello nos pasamos la vida hasta que la descubrimos sin saber que el motor que la rige es una creencia falsa, forjada como todas las creencias, a base de repetirla una y otra vez. Se aloja en lo más profundo de nuestro subconsciente y en nuestras memorias celulares, por ello es tan difícil de sacar. Esta mentira tiene tanta fuerza, que al final hemos pensado que es verdad y así hemos buscado en el exterior, en nuestras relaciones con los otros, en nuestros trabajos, y en nuestra forma de manifestarnos en nuestro mundo, la confirmación o la negación de esta creencia y la defenderemos a capa y espada ya sea de forma consciente o inconsciente a lo largo de nuestra vida.

La mentira personal se desarrolla de dos formas principales: Asumiéndola: es decir, actuando de acuerdo con ella, esto es evidente para los demás, se ve a simple vista. O sobrecompensándola: actuando de forma totalmente opuesta a ella.

Las personas que no han trabajado su mentira personal normalmente se pasan la vida oscilando entre ambas opciones en un intento inconsciente de encontrar el equilibrio en sus vidas.

 

¿Cómo se forma la mentira personal?

La mentira la tomamos como una verdad basándonos en lo que escuchamos durante años decir  a nuestros padres y personas más cercanas  sobre nosotros mismos, antes incluso de nacer. Aquellos sentimientos y palabras de estas personas causaron gran conmoción en nuestro sentir, y a raíz de ellas decidimos esos pensamientos. Si por ejemplo tus padres no querían tenerte pensarás que eres un bebe no deseado. Si querían un niño o niña y tuviste el sexo contrario puede ser que no te sientas deseado como hombre o mujer. Más adelante fuiste creciendo y los juicios también lo hicieron, si por ejemplo tus padres no te dedicaron tiempo quizás pensaste que no eras importante, si te protegieron en exceso, que no eras capaz, y así, se crearon esos pensamientos y creencias. Creer es crear.

El niño llegó a esas conclusiones negativas como un mecanismo de supervivencia ante las circunstancias que le tocaron enfrentar. Ese niño no pensó que sus padres se equivocaban y debido a que sentía que sin ellos no podría sobrevivir acabo pensando que era malo, que habría algo defectuoso en él, que no era merecedor de amor, y para compensar ese dolor inmenso, se creó un papel en el que a partir de entonces iría a ser el niño más bueno del mundo, así le querrían, le atenderían, pagando un precio muy alto por todo ello.

 

¿Cómo sanar la mentira personal?

– Al tomar conciencia de que este mecanismo existe en mi, me doy la posibilidad de sanar. Para ello tengo que hacerme responsable de mi vida, y aceptar que yo soy el hacedor de ella y de mis experiencias.

– Visitando mi sistemas de creencias y extrayendo de él el pensamiento más negativo que tengo acerca de mí mismo, es decir, tengo que desmantelar estos cimientos (pensamientos de raíz) sobre los que he creado mi vida.

– Transformando ese pensamiento en su opuesto positivo, lo que se denomina La Ley Eterna, Verdad Eterna. esta expresa nuestra verdadera    esencia, lo que en verdad somos.

– Trabajando con nuestro niño interior, escuchar su dolor y ayudarlo a sanarlo poco a poco.

 

Mi mentira personal  es “Yo soy mala”.  Llegar a aceptar que mi vida estaba condicionada de tal manera por este pensamiento ha sido un trabajo de mucho dolor y de mucha resistencia. en el camino he ido usando muchas dosis de humor y de cariño, aunque no siempre ha sido así ya que este pensamiento ha estado grabado en todas mis células por  muchos años.

Gracias a Rebirthing , descubrí herramientas que me facilitaron el proceso. Ahora acompaño a otras personas a encontrar sus mentiras personales.

El amor, sin lugar a dudas,  ha sacado de mi interior todo lo que no era amor.  Ser amorosa conmigo misma ha dado paso a que mi mentira personal se convierta en mi verdad eterna, lo que en esencia soy, que no es más que lo que tu también eres, y cuando lo descubras y lo compartas con el mundo te sentirás mucho mejor.

Somos amor.LAURA CAMACHO MENTIRAS 300 por 300

Autor: Mirian Alonso

Comparte este post

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>