Sincronicidades, las señales de la vida

 

 

 

Sincronicidad 250.

¿Has sentido alguna vez que todo lo que sucede en tu vida tiene un sentido y sucede por algo?

¿Has tenido la sensación de que eres guiado por algo o alguien y te diriges hacia un lugar sin saber cual es?

Hoy en día, más que nunca, las experiencias que vivimos se multiplican y vivimos inmersos en acontecimientos que no llevan a vivir a todo correr.
El hecho de vivir de esta manera hace que muchas personas empecemos a cuestionarnos y  cada vez nos hagamos más preguntas. Y no son tan importantes las respuestas sino el hecho que nos lleva a preguntarnos ¿por qué y para qué?.
Y cuando menos lo esperas, cuando tomas conciencia del momento presente, el Universo empieza a contestarte, y lo hace a través de señales. LAS SINCRONICIDADES.

Quizás las hayas experimentado tu mismo, esas extrañas situaciones que parecen ser meras “coincidencias” o “casualidades” pero que tienen un profundo significado para el que las vive.
Son el resultado de una conexión profunda entre la conciencia y la materia. Una conexión que desafía nuestro sentido de la lógico y la ley de las probabilidades.

Según el psicoanalista Carl Jung, uno de los pensadores más influyentes de la historia, definió la hipótesis de la sincronicidad como una concordancia existente entre dos hechos que ocurrían simultáneamente y que se relacionaban mediante un azar creativo cargado de sentido para el que lo vivía. Bien observadas y con la amplitud de miras suficientes, son señales que nos permiten orientarnos hacia un crecimiento evolutivo de la conciencia.
En forma de sueños, premoniciones, casualidades imposibles y fenómenos extraños, el universo entero conspira para que ante nosotros, la naturaleza oculta de las cosas se manifieste y nos sea revelado algo.

Estas señales llegan de distintas maneras:

– A través de una información o una frase que parece tener especial resonancia dentro de ti.
– En ocasiones llegan a través de sueños que se repiten pareciendo querer trasmitir un mensaje.
– Alguien llega en el momento justo ofreciéndote algo que llevabas tiempo buscando.
– Esa amiga en la que pensaste esta mañana y hace mucho tiempo que no ves y de pronto suena el teléfono…

Las sincronicidades son señales, pistas que nos manda la vida. Suceden todos los días y para poder interpretarlas y seguirlas hay que estar despierto con toda nuestra conciencia.
Es difícil verlas cuando estamos controlados por nuestra mente racional que solo cree posible aquello que puede explicar científicamente. Difícilmente probables cuando estamos juzgando y enredados en nuestras experiencias cotidianas. Nuestra mente racional es limitada y desaprueba aquella realidad que no ve. Pero existen otras leyes universales invisibles que nos rigen a todos.
Cuando abandonas el control y te abres, empiezas a comprender que todo lo que sucede lo hace por y para algo, el universo entero conspira a tu favor para darte aquello que necesitas para comprender, aprender y vivir tu propósito en la vida.
Hay una conexión entre todos los seres humanos, entre nuestras palabras, sentimientos y  sobre todo entre los sucesos que se conectan entre si creando un todo con el universo, como una telaraña invisible a nuestros ojos, llena de información que te está esperando en cada acto de nuestras vidas.

El universo te apoya y te ayuda, en ti está el poder de hacerte consciente y abrir los ojos de tu alma para seguir esas señales, que seguirán mostrándote el camino día tras día.

Autor: Mirian Alonso

Comparte este post

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>